Busqueda inteligente:

lunes, 18 de abril de 2011

Conociendo las catacumbas cristianas

Las catacumbas son los antiguos cementerios subterráneos usados ​​por los cristianos y las comunidades judías, sobre todo en Roma. Las catacumbas cristianas, que son las más numerosas, comenzaron en el siglo II y se continuaron hasta la primera mitad del siglo V.

Al principio las
catacumbas fueron sólo un lugar de sepultura, donde los cristianos se reunían para celebrar sus ritos funerarios, los aniversarios de los mártires y de los muertos.

Luego en casos excepcionales, durante las persecuciones de los cristianos, las catacumbas fueron utilizadas para la celebración de la Eucaristía y también como lugares de refugio momentáneo, pero nunca como lugares de escondite secreto de los primeros cristianos, como se ve en novelas y películas.
http://2.bp.blogspot.com/_jPAIS_KsgI4/TVHhNy1rEII/AAAAAAAADns/4KuHDyZ7O_Q/s1600/vaticano_catacumbas.jpg
Después de las persecuciones de los cristianos, sobre todo en el tiempo del papa San Dámaso (366-384) las catacumbas se convirtieron en verdaderos santuarios de los mártires, y en centros de devoción y de peregrinación para los cristianos de todas partes del imperio.

En Roma también había cementerios al aire libre, pero los cristianos, por varias razones, prefirieron los subterráneos, o catacumbas
. En primer lugar, los cristianos rechazaban la costumbre pagana de la cremación, prefiriendo el entierro porque sentían que tenían que respetar los órganos que algún día se levantarían de entre los muertos, y es así como Cristo fue sepultado.

El uso de las catacumbas fue
una forma de enterrar a los muertos que solucionó el problema del poco espacio disponible, ​​resultando ser económica, además de segura y práctica, y por eso adecuada a los primeros cristianos que eran en su mayoría pobres y las áreas de terreno propiedad de los cristianos eran muy limitados. De hecho, era más barato cavar las galerías subterráneas de las catacumbas que comprar grandes extensiones de tierra al aire libre.


Pero además había otras razones para la elección de la excavación subterránea de las catacumbas, era el deseo de los cristianos de encontrarse juntos también en el "sueño de la muerte", y durante las persecuciones estos lugares, las catacumbas, eran muy aptos para reuniones de la comunidad y reservados para el uso libre de los símbolos cristianos.

En cumplimiento de la ley romana que prohibía la sepultura de los muertos dentro de las murallas de la ciudad, todas las catacumbas están situadas fuera de la ciudad, a lo largo de las carreteras consulares grandes, generalmente en el área inmediata a lo que era la periferia en ese momento.